MERCANTIL Y CONCURSAL

La mayor parte de las iniciativas empresariales adoptan la forma de una sociedad limitada.

Es muy importante diseñar una correcta composición de la sociedad, quienes van  ser sus socios y en qué proporción, decidir qué régimen de administración es el más conveniente  para no perder su control.

Debemos conocer nuestras obligaciones como administradores para evitar que una posible insolvencia o crisis empresarial repercuta en nuestro patrimonio personal. Diferenciar la insolvencia de las perdidas cualificadas y adoptar las medidas oportunas pueden ser nuestra tabla de salvación.

El concurso de acreedores en ocasiones no es una opción, sino una obligación impuesta por la Ley. Su presentación en tiempo y forma puede ser una protección y no un fatal desenlace para la situación de crisis empresarial.

Respondemos sus preguntas:

  • Soy administrador de una sociedad ¿Respondo personalmente de la deudas de la empresa?
  • ¿Cuándo debo presentar un concurso de acreedores? ¿Cuándo disolver la sociedad?
  • Soy socio de una empresa y el administrador no me facilita información ¿Puedo obligarle a hacerlo?
  • ¿Qué diferencia existe entre un contrato de agencia y de distribución?

Otras áreas: